Costa Ballena: Una playa familiar

La playa de Costa Ballena está situada en la Costa de la Luz, en el municipio de Rota. Se trata de una playa constituida de arena refinada y un mar verde en calma; además de ofrecer una gran variedad de servicios que hacen la estancia de sus visitantes placentera y una experiencia para disfrutar de por vida.

Según cuenta la leyenda, esta playa adquiere este nombre por una ballena que buscaba entre todas las costas del mundo, el lugar más encantador para permanecer y, un día del mes de abril, fue descubierta en esta playa.

Esta historia refleja que no solo las personas desean disfrutar de un lugar tan idílico como es este, sino que también las especies marinas encuentran en él un lugar donde querer vivir. Playa La Ballena es única por las zonas ajardinadas que la delimitan y su gran amplitud, lo que la hace perfecta para los amantes del mar y la diversión en familia.

En esta costa, se puede disfrutar de numerosos servicios, como alquiler de sombrillas y hamacas, duchas y aseos, varios chiringuitos y restaurantes donde poder degustar la gastronomía local, puesto de socorro y servicio de salvamento y vigilancia, para garantizar la seguridad durante la visita.

Con motivo de que para todos los que quieran disfrutar de esta playa puedan hacerlo, hay establecidos unos accesos formados por pasarelas de madera de forma que los carros de bebés y personas con movilidad reducida puedan acceder sencillamente, y un parking compuesto de más de 100 plazas.

Además, para aquellos que buscan experiencias en sus hermosas aguas, hay disponible el alquiler de embarcaciones náuticas e hidropedales, así como una zona de buceo.
Aunque Playa de La Ballena resulta idónea para buscar la desconexión, disfrutar de sus preciosas aguas y tomar el sol o jugar con la arena, brinda actividades para cualquier público. Para aquellos que buscan experiencias acuáticas, esta playa está pensada para el windsurf o vela y dispone de una zona de buceo.

Las familias menos atrevidas pueden disfrutar de alquilar embarcaciones náuticas e hidropedales; y para los pequeños, se invita a conocer el área de juegos adaptado a ellos. Igualmente, para los días en los que el plan no sea de sol y mar, se puede continuar aprovechando de la playa por su carril bici y sus embarcaciones deportivas.

La playa de La Ballena se caracteriza por su mar cristalino y su magnífico paisaje natural del que forman parte sus dunas. Su espectacular atardecer ofrece un avistamiento de aves, como láridos, charranes y patos, entre otras especiales, que frecuentan la zona por su proximidad a los humedales artificiales de las urbanizaciones cercanas. Sin duda, la puesta de sol debe ser contemplada al finalizar un increíble día de playa en familia, con amigos o en pareja.

Todas las comodidades y experiencias que ofrece esta playa natural, hacen que sea la mejor opción para la relajación, diversión y degustación de la gastronomía local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *